sábado, 19 de abril de 2008

La Casa Verde

Mario Vargas Llosa es un maestro. He releído, después de 10 años, "La Casa Verde" y me saco el sombrero por Vargas Llosa. Con tan sólo 29 años escribió una novela tan ambiciosa y lograda como "La Casa Verde". Esta es como un inmenso rompecabezas donde las piezas van encajando y engranando de manera perfecta (la historia es redonda). Situada en Piura y en la Selva (el pueblito de Santa María de Nieva), los personajes de Lituma, la Selvática (Bonifacia), Fushia, Lalita, el practico Nives, Aquilino, los Inconquistables, Don Anselmo, el padre García, la Chunga, etc. están muy bien esbozados y representados en sus acciones y en su psicología . Además, las descripciones de las atmósferas, las ciudades, los lugares donde transcurre la historia dejan anonadado al lector -Vargas Llosa es un excelente y minucioso observador-. Asimismo, la prosa del escritor es segura y me atrevería a decir poética. Finalmente, destacó el inmenso trabajo que debe haber detrás de esta novela. Aquí se percibe la mano y la ambición del artista, pero también el sudor de un laborioso y sacrificado obrero.

1 comentario:

Mundo Poeta dijo...

TIENES RAZÓN COMPAÑERO... ES UNA TELARAÑA MUY BIEN ELABORADA... POENSO QUE ESTE SEÑOR SE MERECE EL PREMIO NOBEL.